Los Premios Hugo: la primera ceremonia de premiación presencial de América latina

Laurita Fernández y Diego Reinhold se lucieron en la conducción de esta fiesta del teatro musical, en la que Kinky Boots fue la gran ganadora

Pasadas las 20 subió al escenario del teatro Astral el director y autor Pablo Gorlero para dar inicio a la edición número 11 de los Premios Hugo al teatro musical.

Una ceremonia especial, ante todo, porque finalmente llegó, luego de un año de incertidumbres infinitas. “Será mitad en vivo, mitad grabada”, aclaró Gorlero en el inicio. Pero en un teatro, y no es poca cosa. De gala, con todos los protocolos que incluyen una platea no tan numerosa por su aforo restringido. “Es casi un milagro que estemos reunidos, pero con la responsabilidad de la distancia social”, agregó el también periodista de LA NACION. “Pido disculpas por cambiarles el alcohol del brindis por alcohol en gel”, bromeó.El otro creador de los premios, Ricky Pashkus, se encuentra a miles de kilómetros de distancia, en Madrid. Pero para no perderse la ceremonia dejó un video grabado. “Hemos mantenido nuestra vida poética cada día porque de eso no podemos zafar”, señaló en su discurso. Los Premios Hugo siguen cumpliendo su objetivo, dice: “estimular la acción y todo lo que pueda hacerse para la inserción laboral y las mejoras de las condiciones para que se desarrolle el teatro musical”, en este caso en particular.

Tras las palabras de los dos responsables de este galardón entraron a escena los anfitriones de la ceremonia: Laurita Fernández y Diego Reinhold. “Somos como menos, ¿no?”, dijo Reinhold y Fernández aclaró que solo están presentes en el teatro Astral los nominados. Y con la frescura que la caracteriza presentó el primer cuadro filmado de la noche. Con Alejandro Paker, Laura Esquivel, Julián Pucheta, Marisol Otero, Sacha Bercovich, Elis García, Nicolás Cúcaro, Claudia Tejada, Emanuel Degracia, Julián Rubino, Julieta Conçalves y Belén Cabrera, con dirección de Pablo Gorlero y de Gonzalo Castagnino y dirección musical de Juan Ignacio López. Ellos gritan en la calle “que cientos de hormigas mueven la montaña unidas, fuerzan más”. Y así entran al teatro y dejan claro una vez más que lo colectivo, ese fenómeno teatral indiscutido, es la salida más auspiciosa para cualquier situación.

“Todos hisopados y negativos”, agregan los anfitriones cuando vuelven. Y así empieza la primera terna: arreglos musicales. Y la dupla Marconi y Cuacci por Aquí cantó Gardel fue la ganadora de la terna.

Mejor diseño de escenografía original es el segundo premio en entregarse y el ganador es Jorge Ferrari por Kinky Boots. Luego llegan los Mejores arreglos vocales, que nuevamente consagran a Kinky Boots de la mano de Matías Ibarra. ¿Será la gran ganadora de la noche? Muy probablemente, ya que se trata del musical éxito de la calle Corrientes. Con los protagónicos de Martín Bossi y Fer Dente y dirección general de Ricky Pashkus. Con libro de Harvey Fierstein, música y canciones de Cyndi Lauper, el musical está basado en el film de Miramax, Kinky Boots –escrito por Geoff & Tim Firth con versión de Fernando Masllorens y Federico González del Pino, y letra de canciones en español a cargo de Marcelo Kotliar.

Enrique Avogadro, el ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, se sumó luego para ponderar el trabajo de la Asociación Civil Premio Hugo que hace posible la ceremonia. “Pasará la pandemia y quedarán los artistas”, señaló el ministro.

Roberto Peloni, Claribel Medina, Julieta Nahir Calvo, Facundo Arana y Graciela Alfano, presentaron las primeras ternas desde sus casas. La noche será recordada como registro de un momento extraordinario. Y también los habituales premios especiales a la trayectoria son distintos porque para esta edición se decidió entregarlos directamente en las casas de los reconocidos. El primero: Rubén Cuello, quien recibió previamente la visita de Ricky Pashkus.

La noche siguió con Mejor diseño de luces original y el ganador fue Gaspar Potocnik, un premio más para Kinky Boots. Luego, el premio a Mejor ensamble, y el ganador es… sí, Nicolás Villalba por Kinky Boots. No lo sube a buscar él, en su nombre sube Fer Ibarra, integrante del ensamble. Él aprovecha los segundos para dejar planteada la pregunta sobre qué pasaría si no hubiera separación de género en las nominaciones. “No tengo ni idea cómo sería, pero es para pensar”.

El nuevo galardón para la obra que protagoniza Martín Bossi correspondió a Mejor adaptación de libro y letras, que quedó en manos de Fernando Masllorens, Federico González Del Pino y Marcelo Kotliar.

Luego, desde la pantalla grande pudo verse el segundo cuadro de la noche: Happyland, con Alejandra Radano, Carlos Casella y Josefina Sclaglione. Para coronar el primer tramo de la entrega, llegó instantes después un premio esperado: Mejor producción integral. El galardón fue para… adivinaron: Kinky Boots.

“Hoy estuve todo el día buscando zapatos rojos para que me combinen y ahora no se me ven detrás de este atril”, dice Reinhold para darle paso a la siguiente categoría: mejor vestuario original. Y si esta no la gana la obra de los tacos altos… Pero antes Laurita muestra su vestuario. Si no es ahora, ¿cuándo? Y sí, Kinky boots gana una vez más de la mano de Verónica de la Canal y Alejandra Robotti.

Matías Mayer anuncia las mejores letras de musical argentino. Y el ganador es Gonzalo Demaría por Happyland y sube en su lugar Alejandra Radano. Y hay una segunda ganadora en esta terna y es Caro Setton por 24 de septiembre, casi casi primavera.

Manuel Wirtz presenta la mejor interpretación femenina en ensamble y será compartido por Cecilia Estévez con su Bigtime Jazz. “Años haciendo ensambles y me lo merecía”, grita; y Laura Montini, Kinky Boots.

Maestro, director, dramaturgo, Manuel González Gil, “querido y admirado por todos”, dicen los conductores y dan paso al segundo premio a la trayectoria. Gorlero le entrega la placa en su propia oficina, llena de cuadros con las obras de las cuales fue comandante, y esta vez el abrazo es de costado, muy de costado, y un puño que marca este período de la historia, para darle la placa que seguro formará parte de esa pared llena de éxitos.

Tomás Kirzner presenta el siguiente premio, representante de la generación más joven, que copa la parada, le da la bienvenida a la mejor interpretación masculina en musical off. Y el ganador de esta categoría que llena de orgullo porque venir del teatro off es siempre sinónimo de compromiso y pasión, es para Mariano Magnífico por Teresita, una vida de mierda.

Y así, a la velocidad de la luz, llega una nueva categoría. Esta vez la presentadora es Paola Krum que presentará los nominados a mejor coreografía. Y el premio es para Gustavo Wons por, ¡una vez más! Kinky Boots.

Agustín “Soy Rada” Aristarán es el próximo presentador de la nueva categoría que es la mejor actuación masculina en music hall, café concert y/o varieté musical. Con un ritmo impresionante y, sin ninguna error, el premio se lo lleva Sebastián Holz por Caníbal.

“Y otra vez el turno de ellos”, dice Laurita Fernández y Diego Reinhold le contesta “¿Mirá cuando digamos elles?”. ¿Es que se está preanunciando un nuevo cambio en la vida de los premios Hugo?

Mejor actuación de reparto masculina y la presentadora es la inolvidable María Rosa Fugazot, y el ganador es Carlos Casella por su magnífica actuación en Happyland.

Homenaje a María Elena y a Hugo
Y llega el tercer cuadro musical, uno de los más sentidos, es el homenaje a dos artistas enormes: María Elena Walsh y Hugo Midón, por el décimo aniversario de su muerte. Ese cuadro tendrá la dirección de Marcelo Caballero y dirección musical de Carlos Gianni, el compañero constante de Midón. Con Déborah Turza, Gustavo Monje, Julián Rubino y Flavia Pereda.

La próxima categoría es una de las más esperadas, dice ella porque sí, en el libro está gran parte de la magia. Y es Pepe Cibrián quien presenta a estos destacados a mejor libro de musical argentino. Y el ganador es Gonzalo Demaría por Happyland, otro de los musicales más destacados de la noche.

“Y ahora a revelarnos” porque la terna que continúa es la de revelación masculina y el ganador es Agustín Sullivan por Hello, Dolly!, un musical que tenía muchas nominaciones y parece que no es su noche.

Ángel Mahler es el encargado de presentar la nueva categoría, claro, es una de las más importantes para este galardón: mejor música original. Y gana Matías Ibarra con su composición para Teresita, una vida de mierda que tiene hinchada y ya varios premios.

Y entonces ya se siente que falta poco, que los premios más esperados van llegando. Laura Conforte es la encargada de presentar mejor actuación de reparto femenina. Y es Josefina Scaglione Happyland quien gana el premio. El espectáculo escrito por Gonzalo Demaría y dirigido por Alfredo Arias, con música original de Axel Krygier, que se estrenó la temporada pasada en la Sala Casacuberta del Teatro San Martín y que trata de la vida de Isabel Martínez de Perón es otra de las más celebradas.

El músico Cae es el encargado de presentar la terna a mejor dirección musical y como no podía ser de otra manera en una noche que parece ser entera de Kinky Boots el premio es para Gaspar Scabuzzo.

“Cuando gritan acá son todos afinados” dice con humor Laurita Fernández. Será la única gala en la que los aplausos vayan a tiempo.

Víctor Laplace es quien presenta a mejor interpretación femenina en musical off. El premio se lo lleva una vez más la representante de Teresita, una vida de mierda, Chechu Vargas. Y algunos abrazos se escapan y el protocolo tiembla pero es que las noches de premios son muy emocionantes.

Tomás Fonsi desde su casa presentará la próxima categoría que es la de mejor actuación femenina en music hall, café concert y/o varieté musical, y es para Dolores Ocampo por Caníbal.

Después de tantos premios llega un nuevo cuadro musical, uno de los más esperados sin dudas. Se trata del interpretado por todo el elenco de Kinky Boots liderado por Martín Bossi y Fer Dente que aprendieron a bailar arriba de esos tremendos tacos. Vale doble.

Y un nuevo premio femenino se presenta por Jey Mammon, se trata de la revelación femenina y es para Albertina Ferrucci por Ana Frank. Casi pegadito, sin pausa, llega la terna de mejor maquillaje que la gana una vez más Kinky Boots de las manos de Elena Sapino y Matías Nazareno.

Se acerca el final de la noche y en la pantalla grande aparece Gabriel Corrado para presentar mejor sonido original que una vez más queda para las botas más altas. Es Gastón Briski el ganador de esta terna.

Una vez más Caro Setton es la ganadora en la terna de mejor espectáculo para un solo intérprete con 24 de septiembre, casi casi primavera que le agradece a Hugo Midón porque le enseñó la autogestión en su escuela Río Plateado.

Una figura fundamental para el teatro argentino, Julio Chávez, presenta la categoría de dirección general, otra de las más esperadas de la noche, una que no se olvidará fácil, que quedará en los anales como la que mostró barbijos brillantes y no tuvo abrazos. Y queda en manos de Alfredo Arias por Happyland.

Melania Lenoir presenta la categoría de mejor dirección en musical off que se vuelve a quedar en manos de Teresita, una vida de mierda porque el premio es para Alejandro Ibarra.

Y van quedando las ultimas categorías de la noche, llena de ternas, más de treinta son las que destaca la Asociación detrás de los Premios Hugo y es Juan Rodó quien presenta a las nominadas a mejor actuación protagónica femenina. Lucía Galán se abraza con Arturo Puig porque Hello, Dolly! Ganó. “Increíble estar de nuevo arriba de un escenario”, dice Galán visiblemente emocionada.

Cuando llega el momento de recordar a los que murieron en este año y medio todo parece pesar más. Muchos jóvenes como Luis Biasotto víctima del Covid son muestras del dolor profundo del que costará salir. Son más de 60 los artistas que se fueron en este tiempo impensado.

Es difícil la categoría que sigue a este momento de memoria; Nicolás Scarpino es el artista que presenta al mejor actor de la noche de los musicales. Y se queda una vez más en el mundo de Kinky Boots con Fer Dente. “Vengo perdiendo muchos premios hace años así que lo que va es no preparar nada como hoy” dice Dente, una de las figuras más importantes del teatro musical. “Qué viva el teatro musical y que cada vez falte menos para estar acá arriba”.

El mejor musical del off tiene premio compartido, queda en manos de la obra Teresita, una vida de mierda y El arrebato.

Antes de que termine la noche todavía quedan algunos cuadros musicales fundamentales. Se trata de Hello, Dolly! y entonces desde la pantalla gigante se abre paso la escalinata impresionante para que Lucía Galán baje por ella y cante el hit de la obra.

Y así llega el último tramo de la noche. El mejor music hall, café concert es para Caníbal que se lleva uno de los premios más importantes de la noche. Su directora Corina Fiorillo lo recibe. “Caníbal es la metáfora de cómo la humanidad se come a sí misma” dice Sebastián Holz, el protagonista e ideólogo de esta obra.

Para coronar la noche, desde la pantalla grande del fondo del escenario Enrique Pinti, una de las figuras más importantes del teatro argentino presenta la última categoría: mejor musical que se la disputan Happyland, Hello, Dolly! y Kinky Boots y esta última se queda con el premio mayor que arrasó durante toda la gala empezando con Jorge Ferrari cuando ganó el diseño de escenografía. “Nunca me sentí más masculino que arriba de los tacos” dice Martín Bossi y pide basta de streaming porque el teatro se hizo para hacer en vivo.

Tres figuras inmensas: Julia Zenko, Elena Roger y Ana María Cores cierran esta ceremonia con Mañana. Porque sí, mañana el sol brillará.